aglutenados.com.ar

INTERNACIONAL


Celíacos en Praga

Aglutenados estuvo en esta ciudad, capital de República Checa, que tiene su propia lengua y moneda, si bien es parte de la UE. El río Moldava y sus puentes —el de Carlos, el más emblemático—, el reloj astronómico, su centro histórico hacen de Praga una verdadera postal.


Para tranquilidad de los viajeros gluten free, en Europa en general no resulta difícil encontrar productos aptos. Marcas como Schär están en casi todos los supermercados o tiendas naturales. En Praga encontramos, en el supermercado Tesco, una góndola importante de productos GF, incluyendo cerveza: ¡los checos toman muchísima cerveza!


Encontramos copos de maíz muy ricos para tomar con yogures naturales o de tipo griego que abundan por allá; galletas GF en amplias variedades, de quinoa, de maíz, todas diferentes y sabrosas. También existe la cadena DM, que tiene variedad en productos aptos. Aparte de marcas como Nestlé, que ofrece copos libres de gluten, y otras grandes marcas tradicionales, cada vez hay más marcas locales que hacen productos GF.


En ciudades más pequeñas, la oferta es menor; de todos modos se pueden conseguir algunos productos en las farmacias o bien, si uno tiene el tiempo suficiente, mediante e-shop.


Comer afuera siempre requiere de una dosis de paciencia y austeridad (se recomienda pedir algo sencillo y lo más seguro posible). Generalmente el personal conoce el tema, sólo hay que mostrar la carta del restaurante en el idioma local y elegir un plato fácil —carne, pollo, cerdo o pescado con vegetales o ensalada—, indicando que no le agreguen nada, ni salsa, ni condimentos, ni harina al pescado, just plain. Cabe destacar que hace un par de años salió una ley que obliga a mencionar los alérgenos en los platos.



Como siempre, además de contar nuestra experiencia, nos contactamos con celíacos locales para ver cómo viven ellos su condición en este país.


Tereza Lasek, celíaca, trabaja para la Asociación Celíaca Checa (Spolecnost pro bezlepkovou dietu), que es miembro de la asociación europea AOECS[1]. Tereza es la encargada de la cooperación internacional. Desde hace dos años tienen la licencia que les da AOECS para emplear el símbolo de la espiga barrada, licencia que dan a los productores locales. El uso del símbolo se otorga a quienes presentan análisis de sus productos que aseguran ser GF y además no tener riesgos de contaminación cruzada. Se permite hasta 20 ppm, tal como establece el CODEX.


Tereza nos cuenta que esta asociación fue fundada en 2001 por celíacos o padres de niños celíacos. Además de la web —www.celiak.cz, que es la más visitada sobre el tema en el país— y los dos Facebook que maneja, la asociación organiza varias actividades. Para los más jóvenes, salidas a cenar en restaurantes de Praga que ofrecen menús GF, para que sepan acerca de las opciones disponibles y aprendan a manejarse sabiendo exactamente qué deben preguntar para asegurarse una comida apta. Asimismo, todos los meses hay charlas de información y contención para los nuevos diagnosticados y también para todos quienes llevan la dieta GF.


En mayo organizan un Foro Celíaco, Expo Prague, donde la gente puede comprar productos a un valor mucho menor (allí también los productos aptos son más caros que los normales), y ofrecen conferencias sobre la dieta, el etiquetado y la contaminación cruzada. Generalmente reciben cerca de 900 visitantes (la asociación tiene 950 miembros que pagan una cuota anual).


Para Navidad organizan otro evento, que justamente están preparando ahora, con actividades para los más pequeños y feria de productos.



También editan y distribuyen material educativo que reparten entre médicos y nutricionistas en todo el país. Realizan campañas anuales de difusión de la EC (el gobierno no realiza este tipo de acciones) con videos que se ven en las pantallas de las estaciones de metro, hacen entrevistas en la radio y la televisión, y distribuyen folletos en revistas y diarios. Tienen además remeras y pins que ayudan a difundir la EC. Se ocupan de hacer este trabajo entre médicos de otras especialidades que no están aún tan alertas para detectar la EC entre sus pacientes.


La única ayuda económica que pueden recibir los celíacos allí es de parte de las aseguradoras de salud, pero, según comenta Tereza, el monto es mínimo, y solamente para niños o jóvenes de hasta veintiséis años, y apenas alcanza para cuatro panes de molde por mes aproximadamente (CZC 500). La mayoría no recibe ayuda alguna. Tiempo atrás sí tenían ayuda, comenta Kristyna Bubeníkova, una celíaca de veintidós años que vive en una pequeña ciudad cerca de Praga. Ella es miembro de la asociación; lo que más valora son las conferencias y los mercados, y el diario que recibe con el listado de productos GF.


A diferencia de Tereza —cuyo diagnóstico se vio facilitado ya que tiempo antes su hermana menor fue diagnosticada a raíz de graves problemas de salud (también su madre y su hermana más pequeña)—, a Kristyna el diagnóstico le resultó más difícil. Empezó con severos problemas de diarrea, crecimiento y desarrollo a los ocho meses, cuando comenzó a ingerir gluten: fueron cinco meses difíciles… sus músculos y su cuerpo no se desarrollaban bien, apenas pesaba 7 kilos y no podía sentarse… se trató de un momento muy duro. Finalmente un gastroenterólogo en Praga logró el diagnóstico, y con la dieta Kristyna mejoró de manera notable.


Esto sucedió hace veinte años; ella recuerda, por ejemplo, que no podía almorzar en el colegio con sus compañeros: en el comedor no hacían comida GF para una sola persona, por eso debía ir a almorzar a su casa. Hoy esta situación cambió.


Tanto Kristyna como Tereza afirman que llevan su dieta GF muy bien. La adoptaron como un estilo de vida y, siendo responsables, la han seguido en forma estricta en los diferentes momentos de la vida. Kristyna aclara que en las reuniones sociales, en general, pregunta o explica lo que puede comer para que le preparen un plato adecuado, y siempre lleva su pan gluten free. Lo que más extraña: ¡el pan fresco por la mañana! Cree que ése es el sueño de todos los celíacos.



Restaurantes donde encontrar platos gluten free en Praga: Svejk Restaurant U Karla, Alriso, Bio Zahrada, Mammacoffee.




[1] Associaton of European Coeliac Societies www.aoecs.org



 

banner-edicion-actual-ok-path-30-copia.jpg
banner-web-290x80-px.jpg
naquet.jpg
celishop.jpg
sabores-sin-tacc-web-marzo-2017.jpg
aviso-web-ganofi-edic-25.jpg
banner_schar.jpg
banner-leiva.jpg
banner-web-frigor.jpg
aglutenados-web-nuevo.jpg